El respeto

El Respeto. Este es el pilar básico sobre el que se apoya Tumwaco (aunque no el único, la no directividad y la actividad son los otros dos). Y aunque parece algo obvio, no es tan fácil ser fiel a este principio. El único límite al respeto es la propia seguridad del niño o la de los que lo rodean. Llevarlo a la práctica requiere confiar en cada niño y mirarlo y actuar conforme a lo mejor que esperamos de él y no conforme a lo peor que tememos de él. Una mirada respetuosa es también una mirada de igualdad en que el adulto no es ni más, ni mejor, sino un igual que acompaña, disfruta y descubre con el niño.

vía freepik.es

Respetar implica no marcar ritmos externos, no dar órdenes, sino preguntar, conocer antes que opinar, esperar antes de proponer, escuchar en lugar de juzgar. El respeto a los tiempos, los intereses, los ritmos, las necesidades y la voluntad de cada niño impregna Tumwaco y se contagia a todo lo que hacemos. Este respeto también guía la forma en actúan los niños y aunque a veces no es fácil descubrirlo e interiorizarlo, por que choca con muchos otros modelos que ellos perciben cada día, acaba siendo la mejor herramienta para la resolución de conflictos, el fortalecimiento de la autoestima, la consecución de la autonomía, el conocimiento de uno mismo, el ejercicio de la empatía, el trabajo en equipo y el cuidado del entorno.
El respeto también involucra al niño mismo y a lo que lo rodea, el respeto a si mismo, escuchando su propio interior, lo que siente, sus necesidades fisiológicas (sed, ir baño, sueño), lo que le interesa, lo que quiere hacer. El respeto a los demás (los juegos que tienen y lo que están haciendo), el respeto al espacio en que se encuentra y a los materiales que utiliza. Este es el acompañamiento más cercano que los niños necesitan, y los modelos que se muestran en Tumwaco. Cuando algo no se respeta tiene consecuencias, consecuencias naturales: Si después de pintar no recoges los materiales y dejas el bote de pintura abierto al día siguiente estará seca y no se podrá usar. Es fácil ver a los niños recordándose cosas entre ellos, (tareas que se han pactado previamente, ese día o en otro momento), advirtiéndose mutuamente de despistes u olvidos. Hablándose sin ninguna acritud, ni reproche, sin desdén ni superioridad. También es fácil ver a los niños asumiendo los avisos sin queja o rencor, sino como la ayuda que pretenden ser. Con la idea de respeto interiorizada es difícil que ningún niño quiera voluntariamente escaquearse de algo, las razones y los motivos para hacer las cosas no son externos, premios o castigos, sino internos, lo que quieres conseguir. Tumwaco es un entorno seguro en el que el respeto implica la confianza en los niños y ellos perciben que es así. Por el mismo motivo es fácil ver que un juego se detiene por que un niño se ha caído y llora, los demás quieren saber si está bien y ayudarle, no es divertido un juego en el que alguien se ha hecho daño.

La confianza en el niño también implica acompañar su aprendizaje, frente a decidir que le enseñamos para que aprenda. Las salas están llenas de materiales que responden a sus intereses y necesidades cognitivas. Pero no hay ninguna obligación para que sean usados, con gran frecuencia se proponen talleres de temas de su interés, algunos surgen de ellos mismos y otros de los adultos. Son anunciados con tiempo, preparados y llevados a cabo por adultos o por los propios niños que los preparan para el resto. La asistencia no es obligatoria pero si un niño se compromete a ir, por respeto a quien lo ha preparado, asiste y si a lo largo del taller ve que no responde a sus intereses puede dejarlo, pero ya no volver a entrar por respeto a las demás personas a las que sí les interesa y están realizándolo. También hay salidas; a museos, actividades externas, conciertos, la biblioteca, el mercado o simplemente el parque, igualmente son propuestas por los propios niños, los cuales adquieren responsabilidades como ser la guía que dirige el camino, pagar o llevar el carro de la compra. Tampoco son obligatorias y se respeta que alguien quiera ir o no. Cuando no existe una obligación por algo, las ganas por ello suelen aparecer solas.

Para terminar, os recomendamos este vídeo:

Anuncios

El shock de la primaria

EL SHOCK DE LA PRIMARIA

La primera reunión de padres de 1º de primaria fue todo un shock para mí. Quizá porque tuvimos “suerte” con las profesoras de la etapa de infantil, quizá porque esa no es una etapa tan rígida como la primaria, ya que no es enseñanza obligatoria. O quizá porque el sistema educativo todavía no ha empezado a modelar a los niños en esa etapa. Durante la etapa de infantil el centro de lo que ocurría en el aula era el propio niño/a y los objetivos eran que adquiriera autonomía y algunas destrezas y habilidades: ir solo al baño, que estaba en el aula, ponerse el abrigo y abrocharse el calzado, de velcro claro. Aprender el nombre de los colores, desarrollar la motricidad gruesa y algo de motricidad fina. Aprender a leer no es un objetivo de la etapa de infantil.

@jcomp freepik.es

En la reunión de primaria el interés de las profesoras había cambiado, ya no se centraba en los niños, en sus avances o en lo que iban incorporando a su desarrollo. Los niños pasaron de ser los sujetos activos; a estar sujetos y pasivos, o eso parecían pretender ellas. De lo que hablaban era de las asignaturas, que ahora eran las verdaderas “protagonistas”: Matemáticas, Lengua y Conocimiento del medio. Los niños tenían que aprender, … aprender a estar sentados, aprender a estar callados, aprender a ir al baño o beber agua en la hora del recreo. Esos niños con tan solo 3 meses más que en infantil y con un verano por el medio eran ahora sospechosos. Sospechosos de querer sabotear la clase por hablar sin permiso, por pedir ir al baño para levantarse de su silla, sospechosos de ir a sacar mina a la papelera para reírse con algún compañero.

Pero las profesoras tenían la solución y nos pidieron nuestra ayuda para alcanzar sus objetivos:
Van a limitar la posibilidad de ir al baño a la hora del recreo por lo que nos piden que llevemos ropa de cambio (por si acaso) y que compremos sacapuntas con depósito incorporado y nos informan de que se quedarán castigados sin recreo los que no “se porten bien”.

Allí había padres y madres con hijos mayores, que ya habían pasado por ésta reunión antes, yo me preguntaba cuando se levantarían y les preguntarían a las profesoras si eran conscientes de que estaban hablado de nuestros hijos, probablemente lo que nosotros más queremos en el mundo incluidos nosotros mismos. Pero nadie dijo nada.

Me acordé entonces de la historia del elefante atado a la estaca. Por la misma razón hemos interiorizado que nosotros no podemos hacer nada. Y de alguna manera aceptamos que a nuestros hijos les pase lo mismo y lo peor, que sea con nuestra ayuda. El sistema educativo consigue que nos enfrentemos a nuestros propios hijos por el mero hecho de “ser ellos mismos”. De ser sinceros y querer levantarse, hablar y reírse, beber agua cuando tienen sed o ir al baño cuando sienten esa necesidad. Este enfrentamiento se agudiza poco a poco y esa guerra fratricida continua en casa a cuenta de los “deberes” que se encargan a los hijos, pero de los que se responsabiliza a los padres.

freepik – http://www.freepik.es

 

Tuve la horrible sensación de que el colegio era una fábrica de galletas en la que los niños eran la materia prima, que se amasaba y se ponía sobre la mesa, entonces la profesora ponía el molde de galletas sobre la masa que era el niño y recortaba todo lo que se salía del molde, todo lo que hacía al niño diferente, auténtico, único (su CREATIVIDAD) y lo tiraba a la basura. Después levantaba el molde y si el niño no lo había rellenado, al no haber alcanzado el standard esperado, obviamente lo suspendía (quitándole así su AUTOESTIMA). Con sacrificio conseguirá rellenar el molde, años más tarde ese mismo alumno, al ir a una entrevista de trabajo, se encontrará con su profesora y esta lo saludará sorprendida al verlo con traje y corbata. El alumno le pedirá consejo para su entrevista y la profesora se lo dará: Se puntual, viste elegante, mira a los ojos, da la mano con firmeza y, sobre todo, sobre todo: SE TÚ MISMO.

Se supone que el sistema educativo te prepara para la vida, pero justamente te quita las dos cosas que necesitas para superar las pruebas que la vida te va poniendo, (y que además no salen en ninguna asignatura): Tu autoestima para saber que podrás superarlas y tu creatividad para encontrar la manera de hacerlo.

Diferencias entre la escuela activa y la escuela tradicional

ESCUELA ACTIVA ESCUELA TRADICIONAL
Inicio: Empieza a gestarse en las primeras décadas del siglo XX Inicio: Comienza a gestarse en el siglo XVII
Finalidad: formar a personas con sentido democrático,
desarrollar un espíritu crítico y de cooperación.
Finalidad : educar a personas enseñándoles las conductas, los valores y la ética de la comunidad.
Aprendizaje: comprensivo, crítico y multidisciplinar Aprendizaje: Memorístico
Enseñanza: Se parte del respeto al alumno, planteando el proceso de enseñanza-aprendizaje a partir de las necesidades e intereses  del  alumno. Enseñanza: Está dirigida a la consecución de objetivos planteados mediante contenidos en distintas materias y asignaturas.
Rol del Maestro: proporcionar el medio que estimule el interés por  el avance  en el aprendizaje  de los alumnos. Rol del Maestro: Centro del proceso de enseñanza.
Relación Maestro-Alumno: Acompañante – participativo y
constructor de conocimiento.
Relación Maestro-Alumno: Autoritario – Pasivo y receptor de conocimientos.
Evaluación: Se evalúa el progreso del desarrollo de los alumnos de  manera global, no por áreas ni materias. Consensuada por medio de acuerdo de las normas entre todos. Evaluación: Se remite a exámenes referidos a los objetivos planteados a alcanzar
Espacio: Aprovecha todo el entorno y espacio escolar Espacio: Escenario único el aula cerrada.
Disciplina: Consensuada por medio de acuerdo de las normas entre todos. Disciplina: Impuesta, represiva .

 

Enséñame pero bonito.

Este es el título del documental que proyectaremos el sábado 18 de marzo. Y contaremos con la presencia de su directora, Sara Moreno, que nos presentará el documental y con la que podremos dialogar al finalizar el mismo.

Sara define así su documental: “Enséñame pero bonito, es un documental que muestra diferentes experiencias educativas alternativas al modelo tradicional de aprendizaje. Pretende visibilizar y abrir un debate sobre los principales métodos de enseñanza actuales en nuestro país. Es nuestra aportación para trabajar por una renovación pedagógica y un futuro mejor.”

Y como Sara nos ha dado alas, pues nos hemos venido arriba y hemos organizado dos proyecciones-coloquio:

  • por la mañana, a las 11:00, en el salón de actos de la Diputación de Huesca
  • por la tarde, a las 18:00, en la sala dinámica del centro cultural del Matadero

¡Os esperamos!

cartel enseñame

 

Titiritera.

En el taller de Vicky de Sus vimos este libro, ilustrado por ella y escrito por Sandra Araguás, y lo cogimos para echarle una ojeada. Y lo primero que leímos nos llevó a  querer leerlo entero (son cinco minutos). Y al acabar queríamos tener uno para releerlo de vez en cuando. Otra manera de pensar y ver el “¿que quieres ser de mayor?”.

titiritera

Invitación.

Tenemos una invitación para vosotros: os esperamos en La Catalítica el próximo miércoles 4 de mayo, entre las 18:00 y las 20:00, para hablar de nuestro proyecto y de otros similares que ya están en marcha.
Podéis venir toda la familia, hay servicio de guardería.

cartel catalítica